La Fiesta de la Divina Misericordia

www.haciadios.com Jesus Misericordia

La Fiesta de la Divina Misericordia

 

La fiesta no es solamente un día de adoración especial de Dios en el misterio de la misericordia, sino también el tiempo en que Dios colma de gracias a todas las personas.  “Deseo – dijo el Señor Jesús – que la Fiesta de la Misericordia sea un refugio y amparo para todas las almas y, especialmente, para los pobres pecadores. (Diario, 699)  Las almas mueren a pesar de Mi amarga Pasión.  Les ofrezco la última tabla de salvación, es decir, la Fiesta de Mi Misericordia.  Si no adoran Mi misericordia morirán para siempre” (Diario, 965).

“Esta fiesta surge de Mi piedad mas entrañable… Deseo que se celebre con gran solemnidad el domingo después de Pascua de Resurrección… Las entrañas más profundas de Mi misericordia más tierna se abren en ese día. Derramaré un caudaloso océano de gracias sobre aquellas almas que acudan a la fuente de Mi misericordia.”

A la celebración de la fiesta, Jesús vinculó una Promesa

“El alma que acuda a la Confesión y que reciba la Sagrada Comunión, obtendrá la remisión total de sus culpas y del castigo… Que el alma no tema acercarse a Mí, aunque sus pecados sean como la grana.”

“Una vez, oí estas palabras:  Hija Mía, habla al mundo entero de la inconcebible (138) misericordia Mía.  Deseo que la Fiesta de la Misericordia sea refugio y amparo para todas las almas y, especialmente, para los pobres pecadores.  Ese día están abiertas las entrañas de Mi misericordia.  Derramo todo un mar de gracias sobre las almas que se acercan al manantial de Mi misericordia.  El alma que se confiese y reciba la Santa Comunión obtendrá el perdón total de las culpas y de las penas.  En ese día están abiertas todas las compuertas divinas a través de las cuales fluyen las gracias.  Que ningún alma tema acercarse a Mí, aunque sus pecados sean como escarlata.  Mi misericordia es tan grande que en toda la eternidad no la penetrará ningún intelecto humano ni angélico.  Todo lo que existe ha salido de las entrañas de Mi misericordia.  Cada alma respecto a mi, por toda la eternidad meditará Mi amor y Mi misericordia.  La Fiesta de la Misericordia ha salido de Mis entrañas (139, deseo que se celebre solemnemente el primer domingo después de Pascua.  La humanidad no conocerá paz hasta que no se dirija a la Fuente de Mi misericordia. “(Diario, 699)

 

La Novena De La Misericordia Divina

Jesús le pidió a Sor Faustina que se preparara para la celebración de la Fiesta de la Misericordia haciendo una novena que debía comenzar el Viernes Santo, diciendo:

“Deseo que durante esos nueve días lleves a las almas a la Fuente de Mi Misericordia para que saquen fuerzas, alivio y toda gracia que necesiten para afrontar las dificultades de la vida y especialmente en la hora de la muerte.  Cada día traerás a Mi Corazón a un grupo diferente de almas y las sumergirás en este mar de Mi misericordia.  Y a todas estas almas Yo las introduciré en la casad de Mi Padre.  Lo harás en esta vida y en la vida futura.  Y no rehusaré nada a ningún alma que traerás a la Fuente de Mi Misericordia.  Cada día pedirás a Mi Padre las gracias para estas almas por Mi amarga Pasión.” (Diario, 1209)

“Cuando así rezaba, vi la impotencia del ángel que no podía cumplir el justo castigo que correspondía por los pecados.  Nunca antes había rogado con tal potencia interior como entonces.  Las palabras con las cuales suplicaba a Dios son las siguientes:  Padre Eterno, Te ofrezco el Cuerpo y la Sangre, el Alma y la Divinidad de Tu Amadísimo Hijo, nuestro Señor Jesucristo, por nuestros pecados y los del mundo entero.  Por su dolorosa Pasión, ten misericordia de nosotros.” (Diario, 475)

“A la mañana siguiente, cuando entré en nuestra capilla, oí esta voz interior:  Cuantas veces entres en la capilla reza en seguida esta oración que te enseñé ayer.  Cuando recé esta plegaria, oí en el alma estas palabras:  Esta oración es para aplacar Mi ira, la rezarás durante nueve días con un rosario común, de modo siguiente:  primero rezarás una vez el Padre nuestro y el Ave María y el Credo, después, en las cuentas correspondientes al Padre nuestro, dirás las siguientes palabras:  Padre Eterno, Te ofrezco el Cuerpo y la Sangre, el Alma y la Divinidad de Tu Amadísimo Hijo, nuestro Señor Jesucristo, como propiciación de nuestros pecados y los del mundo entero; en las cuentas del Ave María, dirás las siguientes palabras:  Por su dolorosa Pasión, ten misericordia de nosotros y del mundo entero.  Para terminar, dirás tres veces estas palabras:  Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ten piedad de nosotros y del mundo entero [181].” (Diario, 476)

La Novena a la Misericordia Divina se comienza el Viernes Santo y la misma se extiende hasta el sábado de la próxima semana (el día antes de la Fiesta de la Misericordia). Cada día se comienza la novena con el rezo del Rosario de la Misericordia Divina (Coronilla) y luego, se hacen las oraciones que Jesús pidió para cada día.

Oraciones para cada día

Primer Día – Viernes Santo

Segundo Día – Sábado Santo

Tercer Día – Domingo de Resurrección

Cuarto Día – Lunes de Pascua

Quinto Día – Martes de Pascua

Sexto Día – Miércoles de Pascua

Séptimo Día – Jueves de Pascua

Octavo Día – Viernes de Pascua

Noveno Día – Sábado de Pascua

 

 

Translate »
%d bloggers like this: